Your address will show here 12 34 56 78
Favoritos, Tip

¿Tienes un emprendimiento? Lo más probable es que en alguna parte del camino te hayas propuesto darle un “boost” a tu proyecto y llevarlo al siguiente nivel. Seguramente pensaste en crear un logo para que la gente lo reconozca y material promocional para difundir tus productos o servicios ¿o no? 


Todo esto puede funcionar en un comienzo, pero si quieres pensar a largo plazo, posicionarte en la mente de tus clientes y diferenciarte de tu competencia, no es suficiente. Debes hacer el trabajo de pensar en los valores que le darán fuerza a tu marca por sobre la competencia, y aquí es donde entra en juego el
branding.


¿Qué es el branding?

Es el proceso de construir una marca para hacerla sólida y fuerte en el mercado. Se trata de crear las conexiones emocionales con tus consumidores que perdurarán en el tiempo y te harán inolvidable. Una marca es más que un producto o servicio: es algo que despierta sentimientos en las personas y que genera experiencias con ellas. Y si estas experiencias son positivas, lograrás crear un vínculo emocional con tus consumidores.


El branding es la gestión de todos los activos de tu marca para lograr la fidelización de tus clientes. Se trata de tomar todos los elementos que componen tu marca (la propuesta de valor, el producto o servicio, los colores, el logo, la identidad, etc) y alinearlos para que tus clientes la perciban de la forma que tú quieres que la perciban. Por ejemplo, si quieres que tu marca sea juvenil y divertida probablemente usarás colores vivos en tus redes sociales y un tono cercano en la comunicación. No contestarás un correo de un cliente empezando por “Estimadísimo Sr.X” ¿no?


Todas estas decisiones se deben tomar de manera estratégica y no al azar,
y todo debe estar perfectamente alineado para ser coherentes. Si haces un buen trabajo, conseguirás que los clientes no solo estén fidelizados, si no que se transformen en embajadores de marca y sean ellos mismos quienes te recomienden a otras personas.


¿Y cómo puedo comenzar a construir mi marca?

Para comenzar a construir tu marca, debes partir por, hacerte una serie de preguntas:


¿Quién soy? ¿Qué beneficios le entrego a mis clientes con mi producto o servicio? ¿En qué me diferencio del resto? Esto te ayudará a definir la
propuesta de valor de tu marca, la cual debe estar presente en toda la comunicación.  


¿Qué quiero llegar a ser en el futuro? ¿Cuál es mi promesa de marca? con estas respuestas podrás formular tu visión. 


¿A quién o quiénes va dirigido mi producto o servicio?, ¿Qué valores asociados quiero proyectar?, estas serán preguntas claves para definir a grandes rasgos tu público objetivo y la personalidad de marca. 


Una vez hayas respondido todas estas preguntas tendrás la base para la construcción de una marca fuerte. ¡Esto es importantísimo! Sabemos que sin una buena base, es muy probable que con el tiempo nuestra construcción se venga abajo. En términos prácticos, esto significa que terminaremos perdiendo el rumbo y corriendo el riesgo de que nuestra marca desaparezca del mercado.

 

Es por esto que no debemos perder de vista la importancia de la promesa de marca que hacemos al cliente desde un principio. Todas las estrategias, tácticas y acciones que llevaremos a cabo deben ir en pos de cumplir esta promesa, con el fin que todos los esfuerzos invertidos se vean reflejados cada interacción que el cliente tenga con nuestra marca. Si logramos que esta sea una experiencia positiva nos transformaremos en una marca inolvidable, y en un futuro ese cliente será nuestro mejor vendedor.


¿Necesitas asesoría para crear una marca sólida y relevante? ¡No dudes en escribirnos y agendar una reunión!
0